Buena Estrella

Centro Cultural Web

Pinti
Destacados

CAFECITOS INOLVIDABLES, ALCÓN, ALTERIO Y PINTI.

Por Eduardo Marrazzi

Ya comenté en algún capítulo anterior que no siempre conté con la compañía de un fotógrafo o realicé ciertas entrevistas en tiempos en los que no existían los celulares con cámara. Por tal motivo, este relato está ilustrado con retratos de los famosos de los que hablo y en un solo caso (con Enrique Pinti) estoy en la foto. Además dos de los encuentros que narro fueron totalmente casuales e inesperados. En los cuatro casos que les voy a contar, charlé con los famosos, café de por medio. Por eso titulé este capítulo “Cafecitos Inolvidables”.

Pinti
Con Enrique Pinti en una confitería de la calle Corrientes.

Con Pinti, a quién entrevisté por primera vez en la temporada marplatense del verano 1980-81, tuve una curiosa anécdota que siempre cuento cuando debo dar alguna charla para estudiantes de Periodismo. Siempre tuve la costumbre de llevar un anotador y lapicera para las entrevistas, aunque tuviera un grabador para realizarla. Cuando Pinti estrenó su famosa obra “Salsa Criolla” –que estuvo diez años en cartel con el mismo elenco- lo entrevisté por segunda vez. Combinamos el encuentro en un barcito de la calle Corrientes y ahí charlamos. La mayoría de su público sabe que Enrique es muy berborrágico y habla a una velocidad poco usual.  Mientras él respondía mis preguntas yo grababa, pero también iba anotando las frases más importantes. Y lo bien que hice porque cuando llegué a la redacción y me senté para escribir la nota, descubrí que al cassette del grabador se le había cortado la cinta y no tenía una sola palabra grabada. Por suerte, combinando memoria con mis anotaciones, el reportaje salió igual al día siguiente. De esa nota y especialmente después de ver su obra en dos oportunidades, me guardé una frase inolvidable de Pinti: “La Argentina es un país tartamudo”, Y realmente tiene razón, sólo con revisar nuestra historia vemos que todo se repite.

Pinti
Alfredo Alcón.

En el 2003 Alfredo Alcón y Fabián Vena protagonizaron en el teatro San Martín una obra titulada “Las variaciones Goldberg”, dirigidos por Roberto Villanueva. En la redacción de Crónica me pidieron que combinara una nota con Fabián Vena y que mientras tanto fuera viendo cuando podría encontrarme con Alcón, porque –me dijo el jefe- “Es el más grande de nuestros actores y no sé si te va a resultar fácil entrevistarlo”. Combiné la nota con Vena en el hall del San Martín que hoy precisamente lleva el nombre de Alfredo Alcón. Cuando terminé me fui al bar de la esquina para tomarme un café antes de volver al diario. Enorme fue mi sorpresa cuando en una de las mesas descubrí que estaba Alcón. Me acerqué con bastante poca fé y le dije: “-Acabo de entrevistar a Fabián, me gustaría en algún momento también hacer una nota con usted, si tiene tiempo”.  Me respondió: “Tengo tiempo, ahora mismo, si ese grabador tiene un cassette disponible. Sentate y pedí un café”. Ese día comprobé una vez más aquello de la humildad de los verdaderamente grandes. La charla fue maravillosa con algunos momentos de mucho humor por su parte, desmitificando su fama de serio.

Pinti
Héctor Alterio.

En esa misma calle Corrientes, sentado junto a la ventana de una confitería lo ví a Héctor Alterio, con la mirada fija en el tránsito de la avenida que nunca duerme. Entré para saludarlo y le pregunté por qué estaba tan melancólico. Me dijo que era su último día en Buenos Aires, que a la mañana siguiente se iría a España y que como no sabía por cuanto tiempo, quería grabarse en sus retinas algunas imágenes porteñas. Tras ese comentario me pidió que me sentara y compartiéramos un cafecito. Otro actor tan enorme como humilde. Simplemente charlamos, sin ninguna intención periodística de por medio. Salí del bar pensando:- “¡La puta, que vale la pena estar vivo!”

Pinti
Facundo Cabral.

Quizás te interese: FRANK SINATRA, ZEFIRELLI Y CHESPIRITO.

Y finalmente, en un bar de Mar del Plata tuve una charla inolvidable con Facundo Cabral, quien esa noche debutaba con su espectáculo musical. Luego de cuarenta y cinco minutos de entrevista, apagué el grabador, pedimos un segundo café y charlamos de su vida y de los famosos que conoció en sus viajes por el mundo durante una hora y media más. El 9 de julio del 2011 recibí con estupor la noticia de su muerte. Un grupo de sicarios lo confundió en Guatemala con un narcotraficante… y lo asesinaron.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.