Buena Estrella

Centro Cultural Web

Destacados

Descubriendo Buenos Aires: la segunda parte de la Comarca de la Ventana

Hoy conoceremos algunas de las localidades que conforman este conjunto turístico. La Comarca de la Ventana, una tierra de sierras, ríos, historia, rica comida y deliciosos vinos. ¡No te lo pierdas!

Portal del cementerio de Saldungaray créditos minube

Por Romina Toledo


En Buena Estrella seguimos descubriendo los lugares más interesantes de la provincia de Buenos Aires. Esos que escapan al ojo masivo, que no son conocidos pero que vale la pena hacerlo. Comenzamos en la puerta de la Patagonia Argentina: Carmen de Patagones.


Desde allí tomamos la transitada Ruta Nacional 3 y después la Ruta 33, hasta llegar a la Comarca de la Ventana. La llana tierra de Buenos Aires da paso a un rincón repleto de elevaciones, con pueblos serranos que invitan a quedarse allí y explorar sus rincones.

Una de las localidades lleva el nombre del famoso lugar: Sierra de la Ventana. Es una buena opción para hacer base en el recorrido por la Comarca. Esta pintoresca ciudad cuenta con servicios de hostelería, camping, restaurantes, confiterías, paseos comerciales, venta de recuerdos. En fin, todo lo necesario para les turistas que visiten la zona.


Sierra de la Ventana está atravesada por el Río Sauce Grande. En sus márgenes hay recreos para disfrutar el día junto al curso de agua. En el se pueden realizar actividades acuáticas, como paseos en bote o kayac.

Dique 2


En el curso del Sauce Grande se encuentra el balneario El Dique. En verano se puede ver allí a gente refrescándose en la orilla del río. A su lado hay un cerro, emplazado en plena localidad. Se llama Cerro Ceferino, o Cerro del Amor.


El acceso es libre, y la altura es moderada. Para ascender hay que hacer una pequeña caminata hasta la cima. Si bien al comienzo no requiere mucho esfuerzo, al llegar a su punto más alto el cerro es empinado, y cuesta un poco más.


Pero las vistas desde allí valen la pena el ejercicio físico. De forma gratuita se accede a una visión panorámica de todo el cordón serrano, que pareciera dibujado contra el horizonte. Es un lugar ideal para tomar fotografías (más en invierno, ¡porque a veces puede nevar!).

Dique Sauce Grande Sierra de la Ventana


Ya en el centro comercial de Sierra de la Ventana, existe otro lugar especial. El Museo del Mate, que está abierto de 10 a 18 horas. Es un emprendimiento familiar que muestra más de mil mates de distintos puntos del país y con diseños y materiales de todo tipo.

La arquitectura de la Sierra


La Comarca de la Ventana no solo tiene su cordón serrano para ofrecerle al visitante. En sus pueblos y localidades se pueden encontrar obras arquitectónicas asombrosas. Una de ellas es la Iglesia y Santuario de la Virgen de Fátima, ubicada en la Villa Serrana La Gruta, casi llegando a la entrada de la ciudad cabecera: Tornquinst.


Desde la Ruta Provincial 76 se observa este gigante edificio blanco, emplazado en el Cerro El Guardián. Su hermoso techo a dos aguas precede su bello interior. A sus pies se encuentra la Villa, emplazada entre la frondosa vegetación. Allí es posible disfrutar de cabalgatas, encontrar casitas de té y servicios de hostelería.

Iglesia Fátima

En el otro extremo de la Comarca, pasando Sierra de la Ventana, se emplaza el pequeño pueblo de Saldungaray. Es la estrella en cuanto obras arquitectónicas se trata. El arquitecto Francisco Salamone creó allí en la década de 1930el Mercado, el Matadero y la Delegación Municipal, y el monumental Portal del Cementerio. Esta última es considerada a nivel internacional como una de las manifestaciones de Art Decó más impresionantes del arquitecto.

También te puede interesar: https://buenaestrella.com.ar/descubriendo-buenos-aires-hoy-la-comarca-de-la-ventana/


Saldungaray: un pueblito con encanto


Además de sus obras edilicias, Saldungaray tiene más que ofrecer a les visitantes. En el pueblo se respira la historia argentina. La zona fue protagonista de la “campaña al desierto”, o del avallasamiento de los presidentes argentinos por sobre las tierras de les pobladores originaries.


Por eso, en Saldungaray se puede visitar la réplica exacta del Fortín Pavón, que se encontraba en el límite entre las tierras indígenas y las del “hombre blanco”. En su interior hay ocho ranchos hechos a la usanza de la época: comandancia, guardia y cinco cuadras de tropa. Fue nombrado Lugar Histórico Nacional en 1980.


Otro atractivo que obliga a visitar el pueblo es sus emprendimientos gastronómicos. Por una parte se encuentra su famosa bodega, que lo ubica en la ruta del vino de la provincia de Buenos Aires. Se trata de veinte hectáreas con plantas de las siguientes variedades: Malbec, Merlot, Cabernet, Chardonnay, Pinot , Tempranillo y Sauvignon Blanc.

Sierra de la Ventana


Se pueden realizar visitas guiadas y cata de vinos. Pero además hay actividades fuera de lo común, como la vinoterapia. También venden todo tipo de productos derivados de la uva, desde dulces hasta cremas para el cuerpo. Es una visita imperdible.


La quesería de Saldungaray está a pocos metros de la bodega. Se pueden conocer sus instalaciones para observar los métodos de elaboración del queso, desde el momento del ordeñe hasta alcanzar el producto final. Allí se venden quesos sardos, de postre, pategrás, fontina, cuartirolo y saborizados. Un lugar ideal para comer algo rico y terminar esta visita en la Comarca de la Ventana.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.