Buena Estrella

Centro Cultural Web

Destacados

El arte transformador y revolucionario

De Emiliano Melul

En esta oportunidad no voy hacer comentario de autores o corrientes, sino de experiencias. Hablamos que el arte es una manifestación pero no es algo estático sino es un movimiento. El movimiento es de transformación, se manifiesta y revela “algo” cuya revelación es personal e histórica. Desde la manifestación del arte nos atraviesa las distintas sensaciones, ya sea de alegría o tristeza, también en las películas podemos empatizar con algún personaje. Ese impacto es lo revelador pero puede quedar en ese impacto momentáneo o realmente producir cambios profundos. El arte no es mudo que calla y no dice, el arte nos habla y trasciende el artista, podemos decir que el artista es una vía. Siempre ese algo que nos quiere decir está vinculado a “lo que percibimos” o al placer. Por ejemplo, una buena comida gourmet puede ser una obra desde lo estético y también causa placer. Todas esas “percepciones” de la realidad nos tienen que interpelar y no quedar solamente en un sentimentalismo, ese impacto tiene que resultar revolucionario para transformar. Hablamos en la columna anterior sobre las vanguardias como manifestación. León Trotsky en 1938, escribió una serie de cartas dirigidas a la revista estadounidense Partisan Review, en la cual el crítico de arte y literatura Clement Greenberg publicó por vez primera. En sus cartas sobre «Arte y política en nuestra época», Trotsky describió esta relación de la siguiente forma (por favor permítaseme citar a Trotsky con cierta liberalidad, pues en pocos párrafos resume muy bien la actitud del marxismo frente al arte):

[…]. La tarea de esta carta es la de plantear correctamente la pregunta.


De manera general, el arte es una expresión de la necesidad del hombre de una vida armoniosa y completa, es decir, su necesidad de aquellos grandes beneficios que una sociedad de clases le ha privado. Es por esto que una protesta contra la realidad, sea consciente o inconsciente, activa o pasiva, optimista o pesimista, siempre forma parte de una obra verdaderamente creativa. Toda nueva tendencia en el arte ha empezado con rebelión […].

También te puede interesar: https://buenaestrella.com.ar/el-dadaismo-y-la-ruptura-de-los-estilos/

Profundiza Trotsky sobre el carácter revolucionario del arte como una “protesta contra la realidad”. Lo vemos en la actualidad con la música sobre todo el trap cuyas letras denuncian la opresión y surge la necesidad de un arte más emancipador. Voy a cerrar la columna de hoy con la invitación a que nos examinemos como el arte nos moviliza. Les dejo fragmento de la letra de calle 13 sobre América Latina, pero hay otros artistas que muestran como es levantar la voz, la pluma, la pintura contra la opresión.


Soy, soy lo que dejaron
Soy toda la sobra de lo que se robaron
Un pueblo escondido en la cima
Mi piel es de cuero, por eso aguanta cualquier clima…
[…]
Soy una fábrica de humo
Mano de obra campesina para tu consumo
Frente de frío en el medio del verano
El amor en los tiempos del cólera, mi hermano…
[…]
Aquí se respira lucha
(Vamos caminando) Yo canto porque se escucha
(Vamos dibujando el camino) Oh, sí, sí, eso
(Vamos caminando) Aquí estamos de pie
¡Qué viva la América!
[…]
No puedes comprar mi vida

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.