Buena Estrella

Centro Cultural Web

Destacados

JULIO BOCCA, ELEONORA CASSANO, ESTELA ERMAN Y MAYA PLISESTKAYA, MIS ENCUENTROS CON EL BALLET.

Por Eduardo Marrazzi

En 1985, alguien llegó con una gacetilla a la redacción del diario La Razón, en la que se anunciaba que un joven bailarín argentino de 18 años se iba a presentar en el Concurso Internacional de la Danza de Moscú. Uno de mis jefes me dijo que recibiera a esa persona y que hiciera un recuadro de 20 líneas sobre el tema, un poco por compromiso. El muchachito de 18 años que mencionaba la gacetilla era nada menos que Julio Bocca y volvió de Rusia con la Medalla de Oro, por lo cual, aquel recuadrito de 20 líneas se transformó en una nota de media página con fotos. Así conocí a este enorme baluarte de la danza que nos  representó en todos los escenarios del mundo. Aquella medalla provocó que el gran Mijail Barishnikov (a quien alguna vez conocí  personalmente), lo incluyera al año siguiente como Primer Bailarín del American Ballet Theatre, iniciando de esa manera una carrera que llegó a lo más alto de la danza internacional, integrando los más grandes grupos del mundo. En 1992 realizó una gira internacional ya acompañado por Eleonora Cassano junto al Ballet Internacional del Teatro San Martín.

Julio Bocca
Estela Erman, recién llegada del Ballet Bolshoi de Moscú a la Argentina.

A Eleonora me la presentaron un tiempo antes durante un almuerzo que culminó con una conferencia para que la prensa la conociera mejor. Ella y Julio Bocca fueron una pareja atípica que realizó producciones fotográficas inesperadas para distintas revistas y que en el Teatro Maipo hicieron que el público masivo los conozca y disfrute de sus creaciones, incluyendo entre sus coreografías memorables momentos con música de tango. Tuve la suerte de seguir la trayectoria de ambos y ver casi todos sus espectáculos.

Con Estela en mi programa de radio “Entre Bambalinas”, 2018.

En 1985, llegó de Rusia a Buenos Aires, Estela Erman, una enorme bailarina y coreógrafa surgida del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón y quien siendo una adolescente fue becada en la Escuela Coreográfica Rusa del teatro Bolshoi de Moscú. Luego de compartir escenarios con los principales bailarines rusos,  siguió su carrera en Italia, luego en Bélgica y en París. Fue figura invitada en los principales centros artísticos de Suiza, Italia, Francia, España, Japón y Cuba, interpretando roles del repertorio clásico y neoclásico, en escenarios como Teatro Scala de Milán, San Carlos de Nápoles, Arena de Verona, Grand Theatre de Geneva, Opera de Montecarlo, Ballet Royal de Wollonie, La Zarzuela de Madrid, Capital de Toulouse y Theatre de Champs Ellyses de Paris, entre otros.

Julio Bocca, el más grande de nuestros bailarines clásicos.

 En 1985 fui el primer periodista argentino en reportearla y allí nació una enorme amistad con Estela, que continúa hasta la actualidad. En el 2018 la entrevisté en mi programa radial “Entre Bambalinas” y una hora de reportaje no fue suficiente para recorrer su enorme trayectoria. Además es creadora de varias escuelas de danza, una de ellas en Tierra del Fuego.

Elenora Cassano, la gran partenaire de Julio Bocca, por el mundo.

Quizás te interese: PINKY Y MARTA GONZALEZ, DOS AMIGAS DEL ALMA.

Finalmente tuve la suerte de conocer a una de las más grandes figuras de la danza mundial como fue Maya Plisetskaya. A los 60 años iba a bailar en el Teatro Colón y durante uno de los ensayos se esguinzó un tobillo. Toda la prensa estaba detrás de ella. Después de una larga guardia en el hotel donde se hospedaba con su hermano Alexander Plisestky y en las puertas del Colón, fuimos con el fotógrafo a tomar algo al Petit Café. Cuando volvíamos para el primer coliseo, cruzábamos la plaza y en un banco estaba sentada Maya con su traductora. No lo podíamos creer. Accedió a una serie de fotos mostrando su tobillo vendado y a responder mis preguntas. Fui el único periodista que pude entrevistarla y eso hizo que una productora de Pipo Mancera, me invitara a uno de sus últimos programas con las fotos que habíamos obtenido para el diario. (Lamentablemente se quedó la producción con aquellas fotos)  Pero fueron momentos inolvidables.

Maya Plitseskaya, una grande que bailó hasta pasados sus 60 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.