Buena Estrella

Centro Cultural Web

Destacados

MIS 27 AÑOS EN APTRA ENTREGANDO LOS PREMIOS “MARTÍN FIERRO”

“ENTRE BAMBALINAS”                                     Por Eduardo Marrazzi

Detrás del escenario a punto de entregar una estatuilla.

A principios de 1991, mi colega Catalina Dlughi dirigía la revista  RADIOLANDIA 2000 cuando la llamaron para trabajar en el noticiero de Canal 13. Guillermo Blanc asumió la dirección del semanario y me llamó para cubrir el puesto de Subdirector y Jefe de Redacción. Lo primero que me dijo es que tenía que formar parte de APTRA para votar y entregar los premios Martìn Fierro y así fue como ingresé ese año a la entidad y estuve hasta el 2018.

Mi primera fiesta fue en el Hotel Sheraton y después hubo otros escenarios como el Hotel Alvear, el Plaza, y hasta un año en el Teatro Colón, para recalar finalmente en el Hilton de Puerto Madero. Las fiestas son un verdadero acontecimiento en el mundo del espectáculo y el premio sigue siendo el más importante para los programas de la televisión argentina. El otro detalle importante es que en una cena que llega a tener 800 invitados, periodistas y artistas se encuentran en un mismo recinto como no ocurre en otros momentos del año.

Con Teté Coustarot, uno de los primeros Martin Fierro que entregué

En esos 27 años que formé parte del jurado entregué diplomas y premios a grandes figuras. También participé varias veces en la entrega de los Martín Fierro del Interior, viajando a distintas provincias en las que se realizaban las entregas. Recuerdo especialmente viajes a Neuquén, Mendoza, Córdoba y San Juan.

No tengo fotos de todos esos momentos pero si recuerdo algunas entregas muy especiales. El primero que entregué fue para el doctor Mariano Grondona, después continuaron otros como Nacha Guevara, Pablo Echarry, Teté Coustarot y Andrea Rincón. También entregué el Diploma de las Ternas a Marcelo Tinelli y Luis Novaresio, entre otros. Y hasta me tocó recibir uno en nombre de Crónica TV. (Del otro lado del mostrador).

Con Andrea Rincón, la última estatuilla que me tocó entregar

Lo primero que vota en la casa de APTRA son las ternas de entre todos los programas que se presentan. Una vez definidas, el mismo domingo que se entregan los premios, entre las 9 y las 12 del mediodía se votan los premios finales y el Martin Fierro de Oro. Yo viajaba de Quilmes a CABA para votar, volvía a casa, almorzaba, me dormía una siesta y a la noche volvía vestido de gala al hotel en que se entregaban los premios. Pero ahí no terminaba mi maratón, ya que los años en que trabajé en Crónica, desde la fiesta me iba con mi compañera Blanquita López y el fotógrafo que nos había acompañado directamente a la redacción y allí editábamos tres o cuatro páginas para las ediciones de ese día, terminando siempre entre las 3 y las 4 de la mañana. Entregábamos Tìtulos, Notas, Recuadros Especiales y Fotos. Recién a esa hora volvía a Quilmes otra vez para dormir hasta el mediodía.

Con Verónica Varano, compartiendo la misma mesa

Periodistas y figuras teníamos nuestras lugares asignados en las mesas circulares casi siempre para 8 ó 10 comensales. Cuando nos tocaba entregar el premio nos levantábamos, íbamos detrás del escenario y esperábamos allí con otros socios, el momento de subir a entregar. Los programas tienen siempre un puntaje inusual de rating y al día siguiente te paran todo el tiempo por la calle o en los negocios para que cuentes detalles que no se vieron por televisión. Es un verdadero acontecimiento televisivo. A mucha gente le molesta que en los cortes publicitarios se levanten los comensales de sus respectivas mesas, pero es el único momento en que uno puede saludar a sus amigos artistas y colegas que no suele ver durante el resto del año. Nunca olvidaré esas hermosas noches de APTRA, pero decidí retirarme de la entidad después de jubilarme y de haber sido operado a corazón abierto para colocarme tres by-pass y dos stents coronarios. Otros jóvenes periodistas vienen detrás ocupando los lugares de los que ya no estamos en la entidad. ¡Gracias APTRA!!…

Con Marcelo Tinelli, entregándole el diploma de una terna

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.