Buena Estrella

Centro Cultural Web

Efemérides

Música, textos y una programación especial para las infancias, en el Día de la Memoria, por la Verdad y la Justicia

Canciones especialmente pensadas y realizadas para las infancias, videos en donde nietos recuperados cuentan su historia y libros para no olvidar y conversar en familia sobre el Día de la Memoria, por la Verdad y la Justicia.

Música:

Pañuelito Blanco

El grupo santafesino Canticuénticos acaba de lanzar el video del huayno Pañuelito Blanco, ilustrado por Estrellita Caracol. Canticuénticos hace música pensando en acompañar a las infancias y ofrece con esta canción un homenaje al amor, la valentía y la perseverancia. Un pañuelito blanco que, hecho canción, acompaña a diferentes generaciones en la búsqueda de la verdad.

También te puede interesar: https://buenaestrella.com.ar/unaj-brinda-talleres-y-actividades-culturales-en-formato-virtual/

Plaza de mariposas

La banda de las corbatas, grupo compuesto por educadores musicales de Quilmes, Berazategui y Florencio Varela compuso la cueca Plaza de mariposas con el video en el que participa Nora Cortiñas, integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora.

Un lugar mejor

Durante los primeros meses de la cuarentena Los Raviolis realizaron el video Un lugar mejor, a partir de imágenes enviadas por las familias de sus fans en esos primeros días de pandemia. “Para nosotros no existe un lugar mejor que la casa de nuestras abuelas y abuelos. Por eso les pedimos a nuestros seguidores que nos mandaran videos donde pudiéramos ver a nietxs y abuelxs haciendo lío juntos”, cuentan Los Raviolis. El video está especialmente dedicado a abuelas y abuelos, que son población en riesgo debido al coronavirus. Y tiene un final emocionante porque cuando grabaron el video, las Abuelas de Plaza de Mayo abrieron las puertas de su casa para jugar, allí también, con Estela de Carlotto.

Día de la Memoria, por la Verdad y la Justicia, en televisión

La señal infantil pública Pakapaka se suma a la Campaña «Plantamos Memoria», organizada por Abuelas de Plaza de Mayo, con el estreno de un microprograma especial en el que Zamba y Nina invitan a chicos y chicas a “plantar memoria” con consejos sobre cómo sembrar. Y desde las redes sociales del canal se compartirán plantillas con la consigna “Plantar Memoria” para imprimir o reproducir en casa.

El miércoles 24 de marzo, a las 14 y 18.30 h se emitirá La asombrosa excursión de Zamba a la Casa Rosada, donde Zamba y sus amigos se preguntan qué pasó en la última dictadura cívico-militar.

«Así soy yo»

«Así soy yo» es una serie de microprogramas que cuenta en voz propia las historias de algunos de los nietos recuperados por Abuelas de Plaza de Mayo. Integra imágenes de los nietos en el presente con escenas de animación que recrean el relato de búsqueda de su identidad.

Identidad

El cambio de apellido de un nieto recuperado altera de forma inesperada los planes publicitarios del equipo de “Cosa de todos”. Mientras tanto, Benja se prepara para el evento cultural del año con la esperanza de pasar más tiempo con su hermano Mateo. Entrevistados: Manuel Gonçalves Granada, nieto restituido, y Estela de Carlotto, presidenta de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo.

Desde el canal de YouTube de Pakapaka se podrá acceder a la lista de reproducción Historias que abrazan con Cuenta, de Ricardo Mariño; Las orejas, de Andrea Ferrari; Bebé trompeta, de Silvia Schujer; Yo ratón, de Laura Devetach; y Aquella pregunta, de Liliana Bodoc.

Día de la Memoria, por la Verdad y la Justicia, en textos

“Cuando se trata de recomendar libros de literatura infantil pienso en los libros que fueron prohibidos en la última dictadura militar argentina, como por ejemplo La línea y El pueblo que no quería ser gris, de Beatriz Doumerc y Ayax Barnes; y Un elefante ocupa mucho espacio, de Elsa Bornemann, entre muchos otros. Establecer conversaciones literarias con los chicos y las chicas a partir de estos libros tan potentes es una respuesta a esa censura. Una forma de recordar, de hacer memoria, de decirnos ¡nunca más!”, sostiene la especialista en literatura infantil y juvenil Magalí Jardón, directora de Infancias Lectoras, librería especializada en literatura para chicas y chicos.

También hay muchos libros para chicos y chicas editados en los últimos años que hablan sobre la búsqueda de identidad, la censura y las ausencias.

La composición, de Antonio Skármeta e ilustraciones de María Delia Lozupone (Editorial Sudamericana). “Todas las noches, la familia de Pedro escucha una emisora clandestina de radio. Los militares piden a los niños de su escuela que escriban una composición titulada: Lo que hace mi familia por las noches”, explica Jardón al recomendar este libro.

¿Quién soy? Relatos sobre identidad, nietos y reencuentros. (Calibroscopio). Son cuatro relatos elaborados a partir de escuchar a los protagonistas. Se trata de “Manuel no es superman”, escrito por Paula Bombara e ilustrado por Irene Singer; “¿Sabés, Athos?”, escrito por Iris Rivera e ilustrado por María Wernicke; “Querido melli”, de Mario Méndez e ilustrado por Pablo Bernasconi.

Fofoletes, de María Gabriela Belziti e ilustrado por Lucía Mancilla Prieto (Ediciones del Naranjo). La nena menor de la casa cuenta la mudanza a una casa más grande. La protagonista nota preocupados a su mamá y su papá, que hablan despacio y una noche en la terraza, en vez de dormir bajo las estrellas, queman algunos libros “por las dudas”. Un bello puntapié para empezar a hablar sobre los años del terror instaurados por la dictadura cívico-militar.

Camino a casa, de Jairo Buitrago e ilustrado por Rafael Yockteng (Fondo de Cultura Económica). Un león acompaña a una niña en su vida cotidiana y aborda el tema de la ausencia del papá.

Rompecabezas, de María Fernanda Maquieira (Loqueleo). Mora tiene 11 años y entre horas de clase, charlas, juegos, rock y besos intenta reconstruir algunas piezas del rompecabezas de su vida en la que se mezclan los pañuelos blancos, la guerra de Malvinas, el tránsito de la niñez a la adolescencia y el humor.

Piedra, papel o tijera, de Inés Garland (Loqueleo). Una novela de iniciación en un contexto de dictadura. De la misma editorial es Irulana y el Ogronte, de Graciela Montes, con ilustraciones de Virginia Piñón. Reeditado hace unos años, un ogro atemoriza a todo un pueblo donde hay una nena muy valiente que se anima a todo.

Foto de portada: «Estrellita Caracol», del libro Pañuelito blanco. Canticuénticos.

Fuente: http://Ministerio de Cultura

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.