Buena Estrella

Centro Cultural Web

Literatura

Se presentó el libro “Ellas no fueron contadas”

La ministra Estela Díaz presentó “Ellas no fueron contadas”, un libro que recopila los relatos ganadores del concurso literario realizado por el Ministerio en el marco del Bicentenario de la provincia de Buenos Aires.

La ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual Estela Díaz presentó “Ellas no fueron contadas”, un libro que recopila los relatos ganadores del concurso literario realizado por el Ministerio en el marco del Bicentenario de la provincia de Buenos Aires, que convocó a contar las historias de vida de mujeres y LGTBI+ que dejaron huella en nuestra provincia.

«Somos testarudas y alcanzamos logros incluso en contextos tan difíciles como este momento de pandemia que estamos atravesando» expresó Estela Díaz y continuó: «Estamos pudiendo presentar este libro que es bellísimo, cuando lo leí me entusiasmaba enormemente con los relatos y con las ilustraciones. Nos imaginábamos una presentación con una muestra de esas ilustraciones que son obras de arte, pero la pandemia nos sigue jugando una mala pasada y estamos en este momento tan difícil, cuidándonos y con la vacunación que sigue adelante. Aun así seguimos concretando algo tan importante como es convocarnos a escribir, pensar, a reconstruir las historias».

La Ministra contó además que se lanzará una segunda edición del concurso «Ellas no fueron contadas», las bases y condiciones serán publicadas en los próximos días en la página web del Ministerio. «Queremos seguir recuperando las historias de nuestra Provincia y esta segunda edición tendrá premios remunerativos. Hay mucho por contarnos porque hubo siglos de silencio, ocultamiento, voces que se acallaron y muchas en forma violenta. Para nosotras esto también es parte de nuestra pedagogía de la prevención. La creatividad, el arte, la cultura nos llama desde el amor, desde la prevención de las violencias a seguir encontrándonos. No nos detiene la pandemia porque sabemos resistir los momentos más difíciles», concluyó Estela Díaz enviando solidaridad a quienes están atravesando el COVID-19 y a quienes perdieron a sus afectos a causa del virus.

También te puede interesar: https://buenaestrella.com.ar/mes-de-las-mujeres-encuentro-con-luciana-cerna-e-irupe-tentorio-en-el-museo-fotografico/

El propósito de este certamen es revalorizar las figuras femeninas y LGTBI+ y recuperar la memoria colectiva a través de las historias de vida de bonaerenses que dejaron huellas, que protagonizaron luchas y que lideraron movimientos en sus territorios.

El concurso fue una convocatoria abierta, donde se invitó a narradoras de todos los distritos a escribir relatos, historias de vida, sin restricciones respecto a formatos literarios y con el sólo requisito de que las historias estén basadas en personas y hechos reales.

La directora provincial de Planificación y Gestión Comunicacional Lucía García Itzigsohn, quien realizó la apertura de la presentación, destacó: “La comunicación también se trata de hacer visibles las historias, darles relevancia, ponerlas en conocimiento de todas y de todos. La bonaerense es una identidad a conocer, a construir y que nos convoca a seguir reflexionando. Estas historias nos llevan a recorrer los caminos de esta provincia tan diversa”. Señaló además la importancia de saberse parte de una trama histórica: “Tenemos la certeza de que una está inscripta en una genealogía de lucha, de trayectorias y de búsquedas que otras transitaron antes y que fueron abriendo camino”.

Por su parte, la directora de Comunicación y Diseño Gráfico Audiovisual y Digital Soraya Polonara, quien fue parte de la organización del concurso, detalló el trabajo que implicó su realización, desde la preselección de los relatos hasta la convocatoria de las ilustradoras, y destacó: “Todo lo que podemos hacer las mujeres y disidencias en esta época que nos impone desafíos. Esto es un trabajo colectivo, hermanado, sororo y construido con el amor de querer plasmar esta historia bonaerense”.

En el concurso se recibieron 81 relatos. La participación fue muy heterogénea, en cuanto a edades, distritos, temas y estilos. El jurado que evaluó las presentaciones estuvo compuesto por la diputada nacional por la provincia de Buenos Aires Claudia Bernazza; la periodista, escritora, editora y asesora del Ministerio Sandra Russo; y la doctora en Historia por la Universidad Nacional de La Plata, Adriana “Indi” Valobra.

“Fue un placer leer estos textos”, expresó Claudia Bernazza y agregó: “Este concurso ha comenzado para tener un largo recorrido, donde otra vez se va a cruzar literatura e historia sin fronteras de género, con nuestras palabras, con las palabras que nos salen, con nuestra voz. Es un gusto ser parte de esta aventura”.

Adriana Valobra destacó la heterogeneidad de los textos: «Cuentos, ensayos, trabajos más de investigación pero todos haciendo un aporte para conocer a aquellas personas que en el pasado y en el presente construyen nuestra sociedad. Personalmente he vivido el concurso como una oportunidad para conocer nuevas miradas sobre figuras ya conocidas y también sobre otras no tan conocidas».

«El libro es la culminación del proceso y es realmente muy hermoso», manifestó Sandra Russo y destacó que «la escritura es un acto de resistencia para que no nos arrebaten a las mujeres y disidencias todo eso que forma parte de nuestra historia y que desconocemos. Este es el principio de un camino».

Durante la presentación se leyeron fragmentos de los dos textos que compartieron el primer premio: “De barro y agua” de María Laura Flores y “Yo, Isabel Pallamay” de Zunilda Olga Quatrin.

María Laura Flores, una de las ganadoras, expresó: «Agradezco a quienes llevaron adelante este concurso porque de alguna forma se pone en valor la literatura escrita por mujeres, rescatando la memoria invisibilizada y al margen de la historia oficial. Conocer historias de mujeres que pisaron la misma tierra que estamos pisando ahora nosotras nos interpela en nuestra propia identidad».

La también ganadora del primer premio, Zunilda Olga Quatrin, señaló: «Lo más significativo de haberme decidido a escribir este relato es que quien me hizo llegar la convocatoria a este concurso es una mujer nacida en Quilmes que pertenece a los pueblos originarios. Ella me pidió que escriba sobre Isabel Pallamay que tanto me escuchó nombrar. Acá lo pude plasmar y la siento a Isabel una mujer cercana, alguien que luchó y que representa a la mujer de aquella época que no permitió la dominación».

Durante la presentación del libro las integrantes de la banda Nélida Corralón, Ana Laura Mercader y Celina Carelli, compartieron una de sus canciones, “Bosque” con el público.

La convocatoria del concurso se lanzó el 7 de mayo y cerró el 31 de agosto del 2020 y la promoción se realizó a través de las redes sociales y la página del Ministerio, gacetillas que se enviaron a los municipios y áreas de género, spots radiales y videos con la palabra de las juradas invitando a participar.

El primer premio de este concurso consiste en la realización de un mural en el distrito de la autora ganadora, en este caso dos murales, que homenajean a la protagonista del relato y la entrega de 30 ejemplares del libro a cada una. El segundo premio consta de 15 ejemplares y el tercer premio 10 ejemplares del libro impreso.

Próximamente se anunciarán las bases de la segunda edición del Concurso literario “Ellas no fueron contadas” dándole continuidad a una política pública que busca visibilizar la creación literaria y los protagonismos de las identidades de género que históricamente han sido ignoradas o sometidas al silencio. En esta convocatoria se sumarán nuevas categorías: podrán participar relatos de no ficción –como las historias de vida o autobiografías- pero también la creación de relatos ficcionales en clave de género, siempre situados en la provincia de Buenos Aires.

Esta segunda edición contará también con importantes premios y los relatos ganadores serán publicados en un libro impreso con ilustraciones de artistas bonaerenses.

La cultura es uno de los espacios desde los cuales se debe trabajar para erradicar la discriminación y las violencias. La reescritura de las historias, la visibilización de las protagonistas de las comunidades bonaerenses y la creación de otras realidades a través de la literatura contribuyen a la construcción de una sociedad más justa e igualitaria.

Fuente: http://www.gba.gob.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.